5-Razones-para-no-comprarte-una-televisión-4K

5 Razones para no comprarte una televisión 4K

Con el lanzamiento de las nuevas consolas estas navidades, y todos los problemas que venían con ellas, se ha quedado en un segundo plano la última moda en televisiones: los televisores con resolución 4K. O más concretamente, porqué comprar un televisor 4K no es una buena idea.

  1. Las consolas de última generación no tendrán contenidos en 4K
    Parece hasta injusto volver a mencionar las consolas que se han lanzado hace poco, pero es culpa suya, ya que prometieron soporte para contenidos en 4K. Y es genial y perfecto y todo eso que puedan soportar contenidos en 4K, aunque el verdadero problema va a ser que no van a tener contenidos en 4K, y menos todavía juegos, donde Sony ya dijo que PS4 no tendría juegos en 4K.
  2. No hay contenidos en Ultra-Alta Definición (4K)
    De la mano con el punto anterior, uno de los mayores puntos en contra a la hora de sacarle partido a un televisor 4K es que el contenido disponible en 4K es prácticamente nulo, y va a ser difícil que empieze a aparecer contenido ya que aún no hay un formato que pueda almacenarlo, aunque están trabajando en ver si consiguen hacer BluRays de 100GB.
  3. Son incompatibles con los periféricos actuales
    O mejor dicho, los periféricos actuales son incompatibles con los televisores 4K. La enorme definición que traen estos televisores requiere asimismo un enorme flujo de datos que ningún periférico actual puede ofrecer, así que tendrías que conseguir periféricos especializados para ver cosas en 4K.
  4. Las televisiones 4K son prohibitivamente caras
    Por si fuese poco, conseguir una televisión 4K te costará un mínimo de 3500€ para el modelo más básico, y aunque pueda haber en el mercado televisores de ultra-alta definición por unos precios considerablemente más aceptables procedentes de compañías chinas y seguirás teniendo los problemas anteriormente mencionados.
  5. Al fin y al cabo, no vas a notar la diferencia
    Quizá ya es un poco opinión personal, quizá no, pero sabiendo que el ojo humano tiene un límite en la definición que puede capturar, y que las actuales televisiones en Alta Definición ya se han acercado bastante, la diferencia de calidad entre una HD y una 4K va a ser prácticamente imperceptible, a menos que sea un televisor enorme, y en ese caso el precio se dispara.
Léete también  Una nueva estafa que se propaga por Skype y email

 

Estas son las 5 principales razones para no comprarse una televisión 4K, al menos ahora, cuando la tecnología apenas acaba de salir y tiene toda esta serie de problemas, problemas que se irán mitigando a medida que aparezca más contenido en 4K.

Publicado en Generalpor VicHaunter el

AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.