Mejora tu SEO con un diseño sencillo

Simplifica el diseño de tu web y dale un empujón a tu SEO

Como deberías saber si estás metido en este mundo, el SEO es un tanto complicado. Aún hay muchos usuarios e incluso profesionales que simplemente con poner algunas palabras clave y configurar bien las etiquetas meta es suficiente, pero nada más lejos de la realidad. El SEO se compone de muchas más variables, y no solo estoy hablando de hacer artículos largos y contenido nuevo, sino de otros factores que también afectan a nuestro posicionamiento.

En este artículo nos vamos a centrar en uno de esos puntos que pueden tanto acabar con nuestra estrategia de posicionamiento, como mejorarla de tal forma que ni nos imaginamos, en concreto el diseño de nuestra página web.

Un diseño web a día de hoy debe ser fácil de leer, simple y con un acabado agradable, tal es así que si ponemos dos diseños uno super “fashion” con infinidad de funcionalidades, y recargado de código, y por otro lado un diseño minimalista con las funciones más interesantes y que quede todo bien integrado con menos código y una codificación más limpia, sin duda a ojos de la masa voladora de espaguetis y albóndigas este último será el mejor y que mejor posición obtendrá.

Llegados a este punto es obvio que no siempre lo más moderno y con más funcionalidades nos tiene por qué dar el mejor resultado, y menos cuando hablamos de mejorar el posicionamiento en Google y otros buscadores.

¿Cómo puedo simplificar mi diseño web para mejorar mi SEO?

Esta pregunta posiblemente si se hace un estudio de la web en concreto podría ser extremadamente extensa, pero nos vamos a centrar en los puntos más importantes y que posiblemente afecten a la mayoría de las páginas web de cualquier sector.

  1.  Usar una jerarquía similar.
    Si en toda nuestra web utilizamos una jerarquía para catalogar el contenido y mantenemos siempre un diseño contínuo, para el usuario será mucho más fácil navegar por ella y además podremos eliminar gran parte de los enlaces sobrantes que los usuarios jamás utilizan. Gracias a esto podríamos eliminar parte del contenido desplegable que posiblemente usamos en nuestra web.
  2. Reducir el uso de imágenes.
    No estamos hablando de usar menos imágenes en nuestros productos o artículos, sino de eliminar las imágenes que componen nuestro diseño en general. Párate a pensar todas las imágenes que incluye tu template y piensa si realmente te hacen falta. También las puedes combinar en una imágen y coger solo las partes que quieres mostrar con css. Además abusar de las imágenes en los artículos que no las necesitan, o las miniaturas, tampoco te hará bien, y el premio será tanto reducir el tiempo de carga como mejorar puestos en las búsquedas.
  3. No vuelvas loco al usuario con opciones.
    Este punto se puede aplicar tanto a páginas de tiendas como a blogs y páginas de contenido. No es bueno ofrecer al usuario infinidad de configuraciones u opciones para un precio ni un montón de menús que harán que la navegación de tu sitio sea confusa. El tiempo de que el usuario tenga que aprender a usar un sitio para que sea fiel ya pasó, y más cuando tus intereses no son crear incomodidad. Ten en cuenta que cuantas más opciones le des al usuario más tardará en elegir una de ellas, y muchas veces esto será frustrante. Cuanto más sencillo sea para el usuario navegar en tu web, menos tasa de rebote obtendrás.
  4. Aplica el Principio de Pareto.
    El Principio de Pareto viene a decir que el 80% de los efectos que se generan en un sistema, son causados por el 20% de las variables del mismo. Esto aplicado a tu diseño vendría a decir que el 20% de las variables y decisiones que hagas tomar a tus usuarios, te dará el 80% del rendimiento de tu sitio, algo que se puede aplicar y está comprobado. Imagínate por ejemplo que tu página abarca varios países, y en cada uno de ellos se hacen o estructuran las cosas de forma diferente. Simplemente tendrás que ofrecer un diseño acorde a como se hacen las cosas ahí para mejorar ese rendimiento y tasa de conversión.
Léete también  Instálate la beta de Google para android y hazte tester

Si estás pensando en cual debería ser tu próxima optimización para el posicionamiento de tu web, seguramente el ajustar tu diseño para simplificar todas estas partes que son realmente innecesarias sea tu mejor opción. Con ello podrías reducir la tasa de rebote, y además mejorar sobre el punto de vista de los motores de búsqueda, algo imprescindible.

Siempre al realizar estas modificaciones debes tener en cuenta sobre todo los objetivos de tu sitio, no sería productivo sacrificar alguna funcionalidad necesaria en pos de un mejor posicionamiento, lo ideal es pensar primero en los clientes o usuarios, luego en los motores de búsqueda y esto combinado hará que mejore nuestro SEO.

¿Usas un diseño minimalista o con un montón de funciones?


AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.