como-cambiar-fuente-alimentacion-ordenador

Como cambiar la fuente de alimentación de nuestro pc

Dentro de las muchas tareas que podemos realizar sobre el hardware de nuestro ordenador por mucho miedo que le tengamos está el de cambiar nosotros mismos la fuente de alimentación, así que vamos a ver como hacerlo de forma sencilla.

No es ningún misterio que con el paso del tiempo todos los componentes se deterioran y degradan, o simplemente vamos a realizar una actualización a nuestro hardware y en este caso es necesario cambiar nuestra fuente de alimentación. Los motivos por los que podemos deducir que no funciona nuestra FA pueden ser diversos y aprenderemos a diagnosticarlo en otro artículo, por lo que de momento aprenderemos de forma práctica como sustituir nuestra fuente de poder del equipo.

Los pasos a pesar de que impliquen tocar dentro de nuestro equipo, los riesgos que entrañan son menores, ya que no necesitamos mas que un destornillador de estrella (por lo general) y su uso se va a limitar a la parte externa del pc, por lo que es imposible llegar a dañar los componentes internos por el uso de herramientas (dentro del pc solo las manos y bien limpias).

De igual forma y para evitar dañar cualquier otro componente, no debemos forzar los conectores ni los cables. Si un conector no sale de forma sencilla, si un cable está muy tenso y no puedes sacarlo de donde esté enganchado… antes de nada calma. Analiza el entorno e intenta averiguar el por qué, pero nunca jamás te pongas nervioso e intentes hacerlo a «lo bruto», por que sino te puedes encontrar con un conector partido en la mano o arrancar alguna pieza de cualquiera de los otros componentes, incluso de la placa base.

Como sustituir la fuente de alimentación de nuestro equipo.

El primer paso y antes de nada necesitaremos una fuente de alimentación para sustituir la que tenemos. Para saber qué fuente necesitamos o bien ya lo teníamos claro o bien hemos abierto el equipo y hemos mirado la poténcia de la fuente que teníamos (o incluso puede que hayamos comprado una mejor). Hoy en día las fuentes de alimentación son retrocompatibles, es decir que te valdrán para cualquier equipo nuevo y además podrás utilizarla para equipos más viejos.

Léete también  Cómo ver detalles de certificados https en Chrome

Una vez tengamos la fuente solo nos faltará desconectar todos los cables de la parte trasera de nuestra cpu y colocarla sobre una mesa u otro sitio donde estemos más cómodos. Por supuesto tendremos que recostarla sobre uno de los lados (si la miramos desde detrás sobre su lado izquierdo), quedando la placa base a la parte de abajo de la caja. Ahora empezamos con la práctica.

  1. Retiramos la tapa
    Quitaremos los dos tornillos (en caso de que los tenga), de la parte trasera de la tapa, puede que no necesitemos destornillador dependiendo del tipo de tornillos a usar. También cuidado por que hay algunas cajas que tienen truco y hay que averiguar como abrir la tapa, pero una vez quitados los tornillos lo normal es que salga deslizándola unos dos centímetros hacia atrás y luego estiremos hacia arriba (para cerrarla el mismo proceso a la inversa).
  2. Desconectar todos los componentes de la fuente
    Para realizar esta tarea vamos a tener que revisar bien todos los cables, no vale que peguemos tirón. Nos podemos encontrar varios componentes conectados como disquetera (quién tiene una hoy en día), dvd-rom, discos duros, tarjeta gráfica y placa base. Quizás tengamos alguno más conectado como ventiladores, etc, pero esto depende de cada uno.
    La mejor forma es proceder desde los discos duros y dvdrom desconectando los molex y alimentadores sata (que suelen ser más grandes que los de datos).Desconectar alimentacion sata Desconectar molexUna vez tengamos estos desconectados con cuidado los sacamos de la caja y los dejamos colgando por la parte superior. Seguiremos con los de la gráfica si hubiese realizando la misma acción, y más tarde, por último retiraríamos los de la placa base. Los de la PB suelen ser uno de 4 pines en forma de cuadrado cerca del ventilador del procesador
    alimentador suplementario placa base
    y otro que tiene muchos pines a la parte central de la caja, junto a la ram.
    Desconectar alimentacion de la placa base
    Estos dos conectores tienen una pestaña de seguridad que tendremos que presionar a la vez que estiramos, y lo ideal es que al estirar lo hagamos sin forzarlo mucho y estirando un poco de cada lado con un movimiento de zig-zag a lo largo. Veremos que sale prácticamente solo y los dejaremos colgando con el resto de cables.
  3. Sacar la fuente
    Una vez estemos seguros (cogiendo todo el manojo de cables y viendo que ya no está ninguno conectado), procederemos a sacar los 4 tornillos que sujetan la fuente por detrás (fuera de la caja), con cuidado de sujetarla por si estuviera flotando en su posición para que no de un golpe. Una vez suelta la retiraremos.
    desatornillar fuente de alimentacion
  4. Colocar la nueva
    Ahora que ya la tenemos fuera, la fuente nueva la colocaremos fijándonos que uno de los tornillos no está en el borde de la misma, por lo que los tendremos que hacer encajar sobre los agujeros de la caja para no tener que darle la vuelta después.
    fuente nueva conectada
  5. Conectar de nuevo los componentes
    Ahora volveremos a conectar los componentes idealmente en este orden: placa, discos duros y lectores dvd, resto de componentes y gráfica. Cuando vayamos a realizar las conexiones de la placa una buena forma de que se queden recogidos los cables es darles dos o tres vueltas en una misma dirección para que se enrollen un poco sobre ellos mismos, esto les dará cierta rigidez y nos permitirá esconderlos tras la fuente, discos duros o la misma placa sin que se muevan al poner la caja de pie.
    sujetar los cables detras de la placa base
    Podemos usar la misma técnica sobre los dispositivos aunque lo ideal es dejar la parte sobre la placa sin cables tratando de esconderlos por la parte de atrás de placa fuente o discos. Así conseguimos un mejor flujo de aire y que nuestro equipo se caliente menos.
  6. Cerrar y disfrutar
    Ya solo nos quedará poner la tapa (asegurándonos haber conectado todo), colocarla en su sitio y enchufar todos los cables traseros y darle al botón de encendido. Una cosa a tener en cuenta es que la mayoría de fuentes tienen un interruptor de encendido-apagado, por lo que si no se enciende seguramente el problema sea que está en la posición 0, lo cambiamos y listo.
Léete también  Cómo detectar fallos inminentes en un SSD

No debemos tener miedo de haber puesto mal los cables o un cortocircuito, pues los conectores están diseñados para que solo encajen de una forma determinada, por lo que si ves que no están encajando o los estás forzando posiblemente los estés colocando mal (hay que ser muy fuerte para enchufar mal la placa, pero muuuuucho).

Una de las cosas que sí hay que tener en cuenta es que los cables queden bien fijados lejos de los ventiladores, ya que si al poner de pie la caja un cable se mete en el camino de las aspas, estas se pueden partir y eso provocaría que tuviésemos que cambiar incluso el disipador. Lo mejor sería que asegurásemos los cables con hilo de alambre (como el del pan de molde), que lo venden en cualquier ferretería (o si comes pan de este puede que tengas algunos por casa).

De esta sencilla forma que no nos llevará más de 5 o 10 minutos (dependiendo de nuestra habilidad) habremos cambiado nuestra fuente de alimentación, que nos vendrá muy bien si queremos ampliar nuestro equipo.


AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.