Como parece que hoy me he levantado un poco friki (nunca dije que no lo fuese), me he centrado un poco en mis canales de noticias sobre la temática, y como no, he encontrado algo curioso a la par que interesante. Son nada más y nada menos que unas zapatillas deportivas de Bola de Dragón.

Bueno, quizás no sea necesario llegar a los extremos que marca el título, pero seguro que por lo menos harán que te pongas un poco “contentillo”. Hoy va de frikerías y me ha llamado la atención mucho este artículo que hará las delicias de los más exigentes en cuanto a leyendas se refiere.