Samsung-Galaxy-S4

Pruebas de resistencia Samsung Galaxy S4

Se está convirtiendo casi en una moda que cada dos por tres se cambie de modelo de smartphone, gracias a las grandes compañías como Samsung, pero cuando vamos a cambiarnos de terminal, realmente nos gustaría saber si con el precio que tienen nos va a durar o va a terminar siendo un montón de cristales con chatarra en cuanto se nos caiga al suelo.

Desde que los teléfonos clásicos pasaron de la época del Nokia 3310 que se convirtió en el móvil de adamantium por excelencia, ya que todos los que tuvimos uno a día de hoy si no lo hemos tirado a la basura aún lo podremos encontrar tirado por algún cajón, y es casi seguro k funcionaría, los teléfonos poco a poco han ido evolucionando. La evolución que han sufrido ha ido enfocada a pantallas cada vez más grandes, llegando a ocupar todo el tamaño del terminal, y eso se traduce en que se necesita un material transparente que lo recubra para poder visualizar la pantalla k hay tras él.

Esto nos ha llevado a una época en la que los smartphones están prácticamente fabricados con su superficie de interacción en cristal, y a su vez ha provocado que se haya tenido que perfeccionar hasta el punto de que tanto el recubrimiento de la pantalla, como el terminal en sí, sean capaces de aguantar las más duras condiciones de calor, caídas, humedad y golpes increíbles.

En el vídeo que dejo a continuación podemos ver las pruebas oficiales a las que somete Samsung a su Galaxy S4, como si de IKEA se tratase, con sus enormes máquinas que someten los terminales a un estrés contínuo para probar su resistencia. En él se pueden ver pruebas tanto de caída, humedad de ambiente, calor, presión, golpes directos, sumergibilidad, etc.

Léete también  Ahora Microsoft quiere que te compres un Lumia

El Samsung Galaxy S4 es resistente a

  • Cientos de caídas desde un metro de altura sobre una superficie rígida.
  • Caídas sobre su pantalla directamente contra el suelo.
  • Golpes, ralladuras y otras pequeñas inclemencias.
  • Fuertes golpes directos sobre cualquier punto de su pantalla.
  • Caídas accidentales dentro de agua siendo sumergido durante varios segundos.
  • Altas temperaturas, humedad y presión.
  • Shocks y descargas eléctricas.
  • Extremas temperaturas bajo 0.
  • Polvo y suciedad extremos.

Puede que sea un terminal que no esté al alcance de todos los bolsillos, pero está claro que a pesar de que tengan en mente el siguiente modelo de Galaxy, está hecho para durar, y al menos debería resistirnos lo que nos dure la permanencia con cualquiera de las operadoras por muy desastres que seamos con el teléfono.

Y tú, ¿Qué móvil tienes y cómo lo has conseguido?


AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.