ordenador-cerebro

Cuando los ordenadores empiezan a funcionar como cerebros

No son numerosos los grandes avances en el campo de los procesadores. Lo más normal es hacerlos más rápidos, con más núcleos, o más eficientes. Pero este importante avance ha creado un superordenador similar a un cerebro.

Los grandes superordenadores tienen capacidades de proceso impresionantes que se ven limitadas no sólo por su alto consumo energético, sino también por la limitación de la informática de realizar una única tarea a la vez. Claramente, este último punto puede ser un punto que puede reducir de forma considerable la utilidad de un superordenador.

Pero en Japón, en el Instituto Nacional de las Ciencias de los Materiales, un grupo de investigadores ha conseguido desarrollar un superordenador extremadamente eficiente. Y no sólo tiene un consumo increíblemente menor que el de un superordenador clásico, sino que además su estructura permite que realize varias tareas simultáneamente en lugar de limitarse a sólo una y adaptarse y aprender a realizar las tareas.

Si esto parece la descripción de lo que puede hacer un cerebro, es porque dicho superordenador está basado en el diseño del cerebro humano para diseñar cómo funciona. De todas las posibilidades que ofrece, quizá la más interesante de todas sea la de poder aprender, ya que esto le permitirá optimizar las tareas que realiza para acelerar los cálculos que tenga que realizar.

Léete también  DirectX se actualizará a su versión 12

AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.