crowfounding-españa

El crowfounding será controlado por el gobierno

El crowfounding hasta ahora ha estado libre del control del gobierno en España. Es básicamente una forma de financiar proyectos por el público, pero claro, esto no podía seguir así y los mandamases quieren controlar quién va a poder o no iniciar un proyecto.

Por lo que comenta El Conficencial, En españa el crowfounding se verá regulado por la nueva Ley de Fomento de la Financiación Empresarial gracias al Consejo de Ministros, cosa que no le va a hacer gracia a prácticamente nadie, y sobre todo por que las plataformas que se creen desde ahora deberán tener al menos 50.000 euros como capital social, además de un seguro de responsabilidad civil de 150.000 euros.

¿Qué límites habrá en la captación de fondos?

Por un lado tendremos el límite en las aportaciones, que no podrán pasar de 3000 euros, y por otro el límite de la cantidad de fondos recaudables, que por desgracia no podrá ser superior a un millón de euros (como si fuese tan fácil conseguirlos). La parte buena de esto, si es que la hay, es que los límites son anuales, por lo que la captación puede ser recursiva en el tiempo.

Con esta medida, y teniendo en cuenta que son muchos los que superan estos límites, tanto de captación como de financiación única, se puede entender que es un tanto exagerado, principalmente por que de esta forma el gobierno está anulando un buen número de proyectos que podrían llegar a dar trabajo a infinidad de personas.

Como no podía ser menos se ha corrido a preparar las multas pertinentes sobre el incumplimiento de estas condiciones, ya que quieren tenerlo todo bien atado. Desgraciadamente también parecen haberse pasado en este punto y las multas van de 25.000 a 200.000 euros, algo capaz de arruinar cualquier campaña de captación de fondos.

Léete también  Herramientas online para optimizar tus proyectos web

Esperemos que no se pasen con la letra pequeña, ya que con la grande parecen haber limitado una buen aparte de las posibilidades de esta práctica. En lugar de seguir fomentando el empleo y creación de puestos de trabajo, ahora van a limitar la creación de nuevos proyectos. Parece que cada vez somos menos dueños incluso de qué hacer con nuestro dinero.

A mí esto me hace pensar que el crowfounding terminará siendo como una lista de bodas, en el que los proyectos presentarán las cosas que necesitan, y esperarán a que en lugar de donarles dinero les donen los objetos o paguen las facturas. Lo que sí es un golpe bajo son los 50.000 euros para poder empezar.

¿Qué opinas de esta estrategia del gobierno?


AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.