Review completa trípode pulpo Bitzwolf BW-BS7

Review a fondo del trípode pulpo Bitzwolf BW-BS7

Si eres de los míos, estás con la cámara del móvil abierta casi siempre. Muchas veces, cuando vas de viaje, o simplemente sales a dar un paseo, seguro que has pensado, qué chula quedaría una foto que no puedes hacer por no poder dejar el móvil en un arbol. Este análisis completo del trípode pulpo BW-BS7 seguro que te inspira.

El agradecimiento es para los compis de Banggood por mandarnos uno de estos trípodes tan versátiles, que no solo tiene buena pinta, sino que es cumplidor. No te meto espoilers y vamos al tema.

Por si no lo tienes que pensar, puedes comprarlo directamente en su web

Análisis a fondo del trípode pulpo Bitzwolf BW-BS7

Se les llama trípodes pulpo, porque sus patas son flexibles y pueden adoptar prácticamente cualquier forma, a diferencia de los trípodes normales. Bueno, cualquier forma también dentro de las leyes de la física.

Contenido de la caja del trípode Bitzwolf BW-BS7

La verdad es que es lo primero que me ha llamado la atención, no ya el que sea una caja bastante compacta y con el tamaño justo, sino que venían algunas cosas que no esperaba.

Dentro encontramos:

  • El trípode (por supuesto)
  • Un mando bluetooth para controlar la cámara de lejos
  • Un soporte para móviles
  • Un soporte para una GoPro (o cámaras chinas con anclaje)
  • Una pila de reserva para el mando
  • Las instrucciones

Aquí ya hay dos cosas que vienen de más sobre lo que esperaba, ya que ni pila de respuesto, ni el anclaje para cámaras de acción. Es un detallazo, teniendo en cuenta que no tendría por qué llevar este accesorio, y que puede venir de perlas.

Léete también  Las mejores aplicaciones para cuidar la salud

Calidad de los materiales del trípode Bitzwolf BW-BS7

Aquí es donde las primeras impresiones empiezan a mejorar. Creo que es, de los trípodes pulpo, el más robusto que he tenido en las manos. Es más, ni los que tienen las patas hechas de bolas de plástico me han parecido más duros que este.

Además, el plástico que han usado parece bastante fuerte y capaz de soportar caídas. Esto se nota solo al darle unos golpes y ver el sonido que hace, además del peso que tiene, que hace sospechar que la solidez del mismo es bastante mayor de lo que encontramos en productos de gama baja. En este caso, lo pondría en la parte de arriba de la gama media.

Las patas están hechas de una especie de goma esponjosa, bastante flexible, pero muy resistente. No es fácil coger un pellizco, y si no lo pones en superficies afiladas se queda como nuevo.

Características reales del trípode Bitzwolf BW-BS7

No debería ser necesario este punto, pero como lleva algún accesorio me ha parecido conveniente.

Especificaciones del trípode Bitzwolf BW-BS7
Bluetooth 4
Batería pila de botón 3V 2032
Soportes móvil, cámara de fotos y de vídeo
Carga máxima 800g
Tamaño 285x52x52mm
Peso 232g

Experiencia de uso del trípode pulpo Bitzwolf BW-BS7

La verdad, es que hay varios puntos que me gustaría tocar en este tipo de accesorio. El primero es la versatilidad que tiene. Al poder doblar las patas en cualquier dirección, se puede adaptar a virtualmente cualquier tipo de superficie o soporte.

Da igual si es algo muy fino, o si es una rama gruesa, se pueden adaptar las patas para que se sujete. Además, una cosa que me ha gustado, es que al ser una superficie gomosa y flexible, aunque lo vayas a poner en un palo pulido que resbala, se sujeta.

Algo a destacar, es que aunque se puedan doblar las patas, son bastante duras. No tanto como para que se pueda hacer con poca fuerza, pero tampoco para que cueste demasiado.

Una cosa que cambiaría, es que las patas tienen dos posiciones, abiertas o cerradas, y esto no tiene ningún sistema para hacer que se queden fijas sin poder plegarse. Esto hace que cuando las tienes abiertas y estás doblándolas para ponerlas en algún sitio, la posición cambie, y cueste un poco hacer que queden con la forma que quieres.

Aun así, la superficie gomosa de las patas, permite poder sujetar el trípode incluso en las posiciones más inverosímiles, siendo una posición vertical o incluso inclinada hacia delante también posibles.

Una de las cosas que me ha gustado también, es que puede hacer su vez de mini palo de selfie, puesto que es lo bastante largo para convertir tu brazo en un DuduPalo. Si no sabes lo que es el DuduPalo igual deberías pasarte por el bar AfterLife y preguntarle a mi amigo, el grandote calvo de la barra ;).

Conclusión

La verdad, es que tras las pruebas, el límite a la hora de colocarla parece que lo ponen la largura de las patas y la imaginación que le eches. Incluso en una pared vertical hecha con ladrillos se puede llegar a colocar si das con la presión necesaria para que se mantenga.

Eso de que te de el palmo y medio que siempre falta a la hora de hacer una selfie a mano lo hace un poco más versátil, pues te quitas de llevar trípode y palo selfie (si eres como yo y con la largura del brazo te suele ser suficiente).

Además, el soporte del móvil es muy pero muy grande, poniendo un móvil de 5,5 pulgadas le quedaban como dos centímetros de ancho que se podían estirar, por lo que estoy seguro de que cabe casi cualquier dispositivo.

En definitiva, por menos de 18 euros, es un trípode  pequeño que realmente merece la pena para la calidad que tiene.

Si te lo has pensado y te vas a comprar uno puedes hacerlo desde su página web

De todos los que he probado, es el primero que ha cumplido en todas las posiciones que he intentado ponerlo. Si bien es verdad que es un poco grande, si vas con mochila, o no te importa llevarlo en la mano puede llegar a ser perfecto.

¿Tenías algún trípode en mente? ¿Prefieres de patas rígidas o flexibles? Comenta y comparte


AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.