juegos fisicos o copias digitales

Comprar juegos digitales o en discos físicos ¿Qué es mejor?

Cuando vas a comprarte un juego para consola, e incluso muchas veces para PC tienes dos opciones. Una es comprar juegos digitales o copias físicas, pero ¿Cual es la mejor opción?

Antes de decidirte por uno de los medios debes saber que en ambos casos hay pros y contras acerca de su comra y uso. La intención que tengo aquí es analizarlos a fondo y que puedas decidir qué es mejor en tu caso, ya que esto depende de cada uno.

Pros y contras de comprar juegos digitales

biblioteca-digital

Hoy en día con la mejora de las conexiones a internet y la facilidad de distribución que esto supone para los fabricantes, el auge es innegable. Además luego existen plataformas como Steam u Origin, que te lo ponen aún más fácil a la hora de tener una biblioteca de juegos y gestionarla.

Dejando todo esto a un lado, vamos a empezar por lo primordial. Cuando compras una copia digital de un juego, lo que adquieres son los derechos de uso sobre la plataforma donde lo compras.

En consola dependerá de la marca de esta, y en ordenador de la plataforma que tengas instalada o instaladas. Este es uno de los puntos más importantes, puesto que el sitio donde lo hayas comprado pondrá las limitaciones a lo que puedas hacer o no con tu juego.

En la misma línea existen también las limitaciones de tu conexión a internet. Es decir, dependerá de la velocidad de tu línea el tener una buena o mala experiencia de instalación y gestión de la biblioteca.

Si tienes una conexión limitada, o que a veces no te funciona, instalar alguno de los últimos títulos puede ser una patada en los pendientes reales. Debido por supuesto a lo grandes que suelen ser. Si no te importa tardar varias horas o incluso algún que otro día en instalar un juego porque “solo es una vez” entonces no hay problema.

Léete también  No salen consolas nuevas lo bastante deprisa, dice GameStop

juegos-digitales-steam

Otra de las ventajas que puede tener esto, independientemente de tu velocidad de conexión, es el poder disfrutar de los lanzamientos nada más salgan. Es una práctica bastante habitual hoy en día, que tú compres un juego que está en próximo lanzamiento, y esto te permita descargarlo y tenerlo instalado. Tan pronto sale al mercado tu copia se activa y ya la puedes jugar porque la tienes lista.

Los juegos son de duración ilimitada, o casi. Me explico, como tu copia es digital estará ahí lista para que la puedas instalar en cualquier momento. Así es imposible perder el juego o que no funcione. Por otro lado, se han dado casos de plataformas que han cerrado, haciendo que los juegos que tenías se conviertan en copias locales en caso de que te haya dado tiempo a descargarlos, sino los has perdido.

Pros y contras de comprar juegos en discos físicos

Aquí ya entra en juego el modelo de comprador que seas, ya que comprar juegos físicos puede ser también una satisfacción a la hora de poder colocarlo en tu estantería junto a todos los que tienes.

coleccion-juegos-consola

Por mi parte te puedo decir que impresiona más la biblioteca de juegos de alguno de mis familiares que tiene la misma cantidad de juegos que yo en Steam, pero para mí son solo una lista con un cajón de búsqueda.

Además de poseer una de esas copias que un día se convertirán en reliquia u objeto de coleccionista, hay más puntos a tener en cuenta que solo el “físico”.

Puedes hacer lo que quieras con un juego físico, desde usarlo de posavasos, hasta venderlo, regalarlo o prestarlo. No hablo de que en ciertas plataformas online no se puedan hacer algunas de estas cosas (tjo, tjo), sino de que con tu única copia del juego puedes hacer lo que quieras siempre que no tengas que vincularlo.

Léete también  Duke Nukem 3D llegará a PSVita

Esto significa que si te cansas de jugar con él, o ya no lo quieres, pues vas a la tienda de compraventa más cercana o a tu grupo de Facebook y lo vendes. Con copias digitales no puedes hacerlo.

Por contra, un disco físico puede rallarse, arañarse o deteriorarse, por lo que podría llegar a dejar de funcionar y no hay ninguna garantía sobre ello. Aquí entra ya lo que tú cuides los juegos.

Por supuesto algunas tiendas ofrecen seguros contra este tipo de problemas, pero eso ya es cosa de cada uno si te merece la pena o no.

No solo esto, sino que también pueden “desaparecer”, o incluso perderse. No serías el primero al que se le cae un juego en la basura entre tantas otras cosas a tirar sin darse cuenta y se queda sin el. O el típico amigo que al dejárselo no vuelves a saber nada del juego.

Normalmente valen lo mismo que las copias digitales. Esto parece un poco paradójico, ya que esperaríamos que una copia digital que no tiene que ser fabricada ni distribuída, ni vendida en una tienda, ni… costase menos por la ausencia de todos esos recargos, pero no es así.

Lo bueno de tu copia física es que es tuya y punto, ¡Plato!. Además de esto muchas veces las ediciones especiales o de coleccionista vienen acompañadas de regalos. Figuras, libros, bonus y otras cosas interesantes que le dan un valor añadido a tu copia del juego e incluso a la experiencia de éste.

edicion-coleccionista-halo

Conclusión. Digital vs copia física

Bueno, después de los razonamientos voy a hacer un pequeño resúmen de lo que tener en cuenta y ya tú me dices en qué grupo te quedas.

Léete también  Benchmark Dota2 puesto a prueba

Digital

Cómpratelo si:

  • No necesitas copia física
  • Tienes internet suficiente
  • No sueles ir a las tiendas de juegos
  • Prefieres la comodidad de una biblioteca online
  • No quieres que tu disco se estropee con el uso
  • No te importa no poder venderlo o prestarlo
  • No te importa pagar lo mismo sin tenerlo físicamente
  • No te preocupa que algún día cierre la plataforma y puedas quedarte sin tu copia

Disco físico

Cómpralo así si:

  • Quieres tener una copia física
  • Sueles cuidar bien los juegos o prefieres pagar un seguro
  • Quieres poder venderlo cuando te canses de él
  • Prefieres que tus juegos sean tuyos aunque cierre la compañia
  • Los soléis comprar entre varias personas y os los vais pasando
  • Tu internet es entre malo e inexistente y es una molestia
  • Eres de los que prefiere hacer una excursión a una tienda de juegos de vez en cuando
  • Eres coleccionista de juegos

Espero que con estas ideas te haya quedado clara tu postura, ahora simplemente te pido que me digas… Y tú ¿de quién eres?

¿Juegos físicos o copias digitales? ¿En qué plataforma o consola? Comenta y comparte.


AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.