freesync-vs-gsync

¿Qué es G-Sync vs FreeSync?

En el mundillo de los videojuegos no siempre gana el mejor jugador, ya que el equipo con el que se juega representa un porcentaje importante de la calidad de nuestro juego y por ello nos ayuda a ganar. Como estos dos factores también son relevantes vamos a ver qué es FreeSync y G-Sync así como sus diferencias.

Lo primero que me gustaría comentar es que Windows 10 empieza ahora su soporte de estas tecnologías. Ya hablamos sobre todas las novedades de Windows 10 para este año, y esta es una implementación que se hace antes del aniversario y será algo bueno para todos los gamers.

Gracias a esto se empezarán a desarrollar juegos que aprovechen mejor la potencia de las gráficas, ya que el salto de fps se hará de los 30 a los que se suelen limitar hasta los 60fps, que será la base de refresco óptima que empezará a elegirse.

¿Qué es G-Sync y FreeSync?

FreeSync y G-Sync son dos tecnologías diseñadas para suavizar la experiencia de juego, reducir el lag y prevenir el screen tearing. Si no sabes qué es el screen tearing tenemos un artículo muy interesante sobre ello que te sacará de dudas. Las dos tecnologías a pesar de que tratan de hacer lo mismo utilizan dos tecnologías diferentes para conseguirlo, aunque la mayor diferencia entre ellas es que una es privada y otra de código abierto.

nvidia-gsync-module

Mientras que G-Sync es de Nvidia e incluye un chip adicional en la construcción de los monitores, FreeSync se vale únicamente de la tarjeta gráfica para gestionar la tasa de refresco del monitor mediante el uso de la sincronización adaptativa que encontramos en cualquier puerto DisplayPort.

Lo que conseguimos con estas tecnologías es que la tasa de refresco del monitor se sincronice con la de nuestras tarjetas gráficas, evitando así los problemas del screen tearing y consiguiendo una experiencia de juego mejor y por supuesto la tasa de fps ideal según el monitor que tengamos.

Léete también  Cómo desinstalar Groove musica en Windows 10

Si ya te ha pasado alguna vez seguro que has activado el V-Sync, que es el predecesor de estas tecnologías, y has conseguido mejorar el problema pero a costa de un descenso del rendimiento del juego. Esto pasa por que V-Sync lo que hace es bloquear la tasa de refresco del juego a la del monitor, por ejemplo 75Hz (o 75 fps).

Esto puede parecer genial, ya que si le pides a tu pc que saque 75 fps que es lo que soporta tu monitor debería ir el juego bastante bien, el problema es cuando tu gráfica o equipo no pueden con semejante carga de trabajo y te quedas corto de fps, consiguiendo un efecto de tirones o de menor fluidez aunque no veas los glitches del screen tearing gracias al V-Sync.

Con la entrada del Adaptive Sync en escena conseguimos que la tasa se sincronice con la del monitor, pero no se bloqueen los fps mínimos, por lo que evitamos que se haga tan incómodo jugar.

¿Qué diferencia hay entre G-Sync vs FreeSync y cual elegir?

gsync-freesync

Realmente las dos tecnologías están pensadas para realizar las mismas funciones, y como he comentado antes las dos diferencias principales son muy sencillas de explicar:

  • G-Sync de Nvidia se aprovecha de un chip que se integra en los monitores (los que sean compatibles), mediante el cual se consigue la sincronización perfecta. Además de esto es una tecnología propietario por lo que el acceso a ella está limitado segun la compañía lo permita o no.
  • FreeSync de Ati, como su nombre indica, es una tecnología abierta, y cualquiera puede adoptarla en sus proyectos, por lo que se lo pone mucho más fácil a los fabricantes y programadores. Además de eso, con FreeSync no hace falta ningún hardware adicional en el monitor, solo nuestra tarjeta gráfica que será en exclusiva la que se encargará de sincronizar la tasa de refresco, evitando así que tengamos que asegurarnos del monitor que estamos comprando mas que por la entrada DisplayPort.
Léete también  Cómo usar Cortana con cualquier navegador web

Para elegir una no te puedo decir cual tienes que escoger, ya que eso es un poco dependiendo de gustos. Últimamente tanto Nvidia como Ati consiguen muy buenos rendimientos gráficos con poco consumo eléctrico, que es una de las cosas en las que más me fijo a la hora de elegir gráfica. Teniendo eso en cuenta y pensando en que si elijes Nvidia tienes que buscar un monitor compatible que integre esa tecnología.

¿Cuanto cuesta tener G-Sync o FreeSync?

Por supuesto quería tocar el tema del precio, ya que no solamente tenemos las dos tecnologías sobre la mesa, sino que tienen un coste y es algo importante a la hora de elegir entre ellas dependiendo de nuestro presupuesto.

Si eliges a Nvidia, una gran parte del trabajo de sincronización la hará el modulo en el monitor, lo que por supuesto se verá reflejado en el precio del monitor va a partir de los 450 o 500 euros, algo nada despreciable teniendo en cuenta la buena oferta que hay por menos de la mitad de ese precio. En cuanto a las gráficas tienes desde los 200 euros, por lo que el pack se pone en un precio más que interesante.

Sin embargo, si te decantas por Ati, el precio de los monitores que lo soportan ronda también los 500 euros, pero sin embargo las especificaciones son mayores, llegando a los 1440p y los 144Hz sobre este precio. Además las tarjetas gráficas que lo soportan empiezan sobre los 100 euros, por lo que conseguimos un mejor precio.

Diferencia de rendimiento entre G-Sync y FreeSync

También nos encontramos con una diferencia rendimiento entre FreeSync y G-Sync en varios puntos determinados.

Léete también  Cómo ocultar tu ordenador en cualquier red con Windows 10

Algunos usuarios que utilizan FreeSync para reducir el screen tearing se han percatado de que hay algunos problemas derivados, como que artefactos que se mueve en la pantalla dejando partes de la imagen en la que estaban como si fueran sombras. No pasa en todos los casos pero en algunos equipos usando esta tecnología se está dando.

No se sabe con certeza cual es la causa, pero se sospecha que sea por la administración de energia, ya que si no le das bastante energía a cada pixel, puede que encuentres fallos en la imagen. Además si te pasas de energía en el pixel puedes ver el efecto conocido como ghosting, y como es algo complicado conseguir la cantidad exacta de energía puede variar de un equipo a otro.

flickering-game-juegos

En las dos tecnologías se nota bastante cuando la tasa de refresco se aleja de los Hz del monitor, haciendo que se vuelva inconsistente. G-Sync puede generar algunos parpadeos cuando va a pocos fps, a pesar de que tenga compensadores para ello. Por otro lado FreeSync puede dejarnos tirones si los fps caen por debajo de los del monitor, lo que puede ser incómodo para jugar.

Por lo general los que analizan las dos tecnologías terminan prefiriendo G-Sync por que no da el efecto de tirones cuando no está funcionando perfectamente como toca, pero si tu gráfica es lo bastante potente o ajustas la calidad para evitar caída de fps no deberías tener problemas con ninguno de los dos.

En cualquiera de los dos casos asegúrate de que tanto la gráfica como el monitor que vayas a comprar incluya entre las especificaciones la tecnología que hayas elegido.

¿Cual prefieres, G-Sync o FreeSync?¿Por qué? Comparte y síguenos en Facebook.


AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.