Qué es la tasa de refresco del monitor

¿Qué es la tasa de refresco en monitores?

No debes confundirla con lo que es el tiempo de respuesta del monitor. Si estás pensando en cambiar de monitor, una de las cosas principales que debes saber es qué es la tasa de refresco, sobretodo si eres gamer.

Aquí existe la creencia de que más es mejor, pero realmente no se trata de ver quién “la tiene más grande”, incluso si juegas a fpss. Explicaré bien todo lo que necesitas saber, y ante la duda deja un comentario y te echo un cable a despejarla o incluso elegir monitor.

¿Qué es la tasa de refresco del monitor?

La tasa de refresco son la cantidad de fotogramas que puede mostrar por segundo un monitor. Así como suena, y aunque parezca mentira, es una medida que hace destacar unas pantallas sobre otras.

La tasa de refresco se mide en hercios, y más concretamente que los fps, indica las veces que el monitor cambia de imagen cada segundo. Esto significa que si tienes un monitor o TV que tiene 60Hz, está refrescando la imagen hasta 60 veces por segundo.

Por supuesto esto depende también de la fuente que envíe la señal de vídeo, pues si esta no es capaz de ir a más de 30Hz o fps, la mitad de las imágenes del monitor estarán repetidas y dará la sensación de tener una tasa menor.

Cuanto mayor tasa de refresco tiene un monitor, mayor sensación de fluidez tienen las imágenes. Esto lo puedes notar en los hipermercados. Vete a la sección de teles, y fíjate como algunas muestran el vídeo como a saltos, mientras que otras lo reproducen más fluído. Esas normalmente es porque tienen 100Hz o más.

tasa-refresco-monitores-teles

¿Por qué es tan importante la tasa de refresco?

Pues eso depende de para qué vayas a usar la pantalla, ya que no es lo mismo un equipo que usas para editar fotos, que uno que usas para jugar a nivel de competición.

La tasa de refresco es importante para conseguir una fluidez mayor, una naturalidad en los movimientos bastante superior, y sobretodo, que el cerebro interprete lo que ve mejor y de forma que se canse menos.

Léete también  Inbox ahora te permite guardar enlaces, seguir eventos y newsletters

No te equivoques, pues por mucha tasa de refresco que tenga un monitor hay un límite, ya que el ojo humano solo puede captar 25 imágenes por segundo… ¿entonces por qué leches se vé mejor un monitor que tiene más Hz? Esto es otra pregunta pero básicamente es porque hay menor desfase entre imágenes.

tasa-refresco-monitor

¿Merece la pena un monitor con más Hz?

Como ya he comentado puede haber varios casos en los que elegir uno u otro. Dependerá principalmente de lo que te quieras gastar, y del uso que le vas a dar. Distinguimos 3 casos:

Para edición de fotos, ofimática, programación o trabajo de 60Hz a 75Hz basta

En este caso la verdad es que los hercios no implican un cambio apreciable. Si el mayor uso que le vas a dar es editar una foto, el que la pincelada o la escritura tenga mayor o menor fluidez es bastante irrelevante. En estos casos de lo que se trata es del acabado final.

Para edición de vídeo o multimedia mejor más de 75Hz

En el caso de la edición de vídeo te puede parecer tontería, pero realmente es mucho mejor poder apreciar el resultado final mientras trabajas con el. De esta forma se pueden realizar ajustes o incluso darte cuenta de posibles defectos.

En el caso del multimedia, a la hora de ver películas, series o demás, notarás una mayor fluidez en las imágenes. Es verdad que a muchas personas les resulta incómodo, pues estamos acostumbrados a una tasa más baja, pero después de un tiempo no quieres volver a los 60Hz.

Si eres gamer de verdad elige de 144Hz a 240Hz

Y este es el punto fuerte de los monitores con una tasa de refresco elevada. Puede parecer demasiado si tienes en cuenta que el ojo no pasa de los 25, pero se nota. Tal es así, que si sueles jugar a 60Hz y te pasas a un monitor de 144Hz vas a notar la diferencia, e incluso lo más seguro es que juegues mejor.

Léete también  Una nueva versión de paint para Windows 10 está casi lista

Esto principalmente pasa por que serás capaz de reaccionar más deprisa al tener esas imágenes adicionales, que de la otra manera ni apreciabas.

¿En qué grupo te quedas tú?

velocidad-hercios-tele-exagerado

Entonces… ¿Qué monitor elijo?

Vale, antes tenía alguna duda, pero es que ahora aún tengo más dudas que cuando me he puesto a leer… ¡No te preocupes! Antes de nada, si quieres ayuda deja un comentario con tu caso y te echo un cable encantado.

Por otro lado, como te comentaba va a depender del uso que le quieras dar a tu monitor, pero no te precipites, ya que hay más factores a tener en cuenta antes de decidirte por uno.

Sería una putada comprarte un monitor de 144Hz y luego darte cuenta de que no le puedes sacar todo el “jugo” ¿no?, para eso estoy aquí.

Lo primero, quiero sugerirte que le eches un vistazo al artículo sobre  la diferencia entre hdmi y display port. Puede ser un poco largo, pero te enfocará hacia uno de los dos (que casi seguro será display port).

Si estás pensando en hacerte con un monitor de hasta 75Hz, realmente no vas a notar diferencia independientemente del hardware que tengas (o casi). Mientras tu equipo tenga una salida nativa para ese monitor estará bien, incluso si juegas. De hecho, es casi imposible encontrar monitores que tengan menos de 60Hz hoy en día y son los más baratos.

A partir de ahí, si vas a usar tu equipo para jugar (o ya eres gamer y tienes un superordenador), entonces te interesa pasarte a los 144Hz o incluso más si tienes un buen fondo de bolsillo.

En este caso, lo que debes mirar es que, o bien el monitor tenga una entrada DisplayPort y tu gráfica también. Si tienes HDMI (y es HDMI 2), lo máximo que vas a conseguir es que sincronice a 120Hz, por lo que un monitor de más hercios es un gasto que no podrás aprovechar.

Léete también  Qué es Thunderbolt y todo lo que necesitas saber

Incluso así, el cable HDMI que uses tendrá que soportar dicha versión, por lo que debes tener ojo con eso. Sin embargo DVI soporta los 144Hz, pero ten en cuenta que te hace falta también un cable en concreto y no lleva audio, por lo que necesitas cascos o altavoces aparte (que si eres gamer no será un problema).

elegir-tasa-refresco-monitor

Por otro lado, también muy importante será la potencia de tu equipo. Me refiero precisamente a los fps que sea capaz de alcanzar en los juegos a los que juegues normalmente.

Piensa que si te compras un monitor de 240Hz y tu equipo no pasa de los 50fps, seguirás teniendo un máximo de 50 imágenes por segundo en pantalla. Si bien es verdad que pueden parecerte algo más fluídas, no necesariamente sería por los Hz, ya que entran en juego otras cosas como el tiempo de respuesta que comentaba al principio.

Conclusión

La tasa de refresco del monitor tiene que ser un punto a tener en cuenta, pero no el absolutamente determinante.

Procura elegir un monitor que se adapte al uso que le vas a dar (no siempre más es mejor si hay algo inferior con lo que ya te sobra y encima ahorras).

Asegúrate de que el hardware que tienes, gráfica, cables, procesador y demás, sean capaces de ofrecerte esta tasa de refresco. Además, mira también que tengan bastante potencia como para superar los 60 fps, ya que sino, la diferencia será tan pequeña que apenas merecería la pena a no ser que tengas pensado ampliar el equipo.

¿Alguna duda sobre la tasa de refresco? Si aún quieres resolver alguna incógnita deja un comentario, y no te olvides compartir.


AYUDANOS a poder seguir dando respuestas. Te podemos echar una mano y tú también a nosotros, símplemente dale a me gusta.